Hace 136 años Simón de Iriondo se proclamaba gobernador por segunda vez

Un día como hoy, 7 de febrero pero de 1878 Simón de Iriondo ganaba las elecciones a gobernador de nuestra provincia. De esa manera iniciaba el camino hacia su segundo mandato que comenzaría dos meses después.

A la semana de haber asumido el cargo debió afrontar una sublevación en la ciudad de Santa Fe. Por este hecho, se señaló como responsables a Mariano Cabal, José María Cullen y José Nicasio Oroño, situación que derivó en la consumación de delitos en varias viviendas y en algunas estancias de la región.

Simón de Iriondo fue gobernador de Santa Fe en dos oportunidades
Simón de Iriondo fue gobernador de Santa Fe en dos oportunidades

Por otra parte, durante su segundo mandato – al primero de ellos de ellos lo ejerció entre el 7 de abril de 1871 y el 7 de abril de 1874 – Simón de Iriondo, logró avanzar en algunos proyectos. En ese sentido, se resolvieron cuestiones de límites y de tierras fiscales; continuaron algunas obras ferroviarias. Además, durante su segunda gobernación, se fundó el Banco de la Provincia de Santa Fe, la Academia de Práctica Forense, las primeras municipalidades autónomas y la Sociedad del Ferrocarril Provincial Oeste Santafesino. También se fijaron definitivamente los límites con la provincia de Buenos Aires y Córdoba y se apoyó la instalación de nuevas colonias de inmigrantes.

Otras referencias de la vida familiar y política de Simón de Iriondo

Fue abogado y además de haber sido primer mandatario provincial de Santa Fe en dos oportunidades, también fue ministro, senador y líder del Partido Autonomista a nivel provincial.

Simón además fue hijo de Urbano de Iriondo, diputado, senador y asesor de la Convención Nacional Constituyente de 1853. También fue nieto de Francisco Candioti, primer gobernador federal de la provincia de Santa Fe.

En las elecciones a gobernador de 1882, apoyó la candidatura de su cuñado Manuel María Zavalla, quien finalmente ganó aquellas elecciones. Sin embargo, debido a una grave enfermedad que padecía, Zavalla no pudo asumir el mando de la provincia, dejando el cargo de gobernador en manos de su vice, Dr. Cándido Pujato.

Por su parte, Simón de Iriondo poco después fue electo nuevamente senador nacional, cargo que apenas llegó a ejercer, debido a que falleció en Buenos Aires en 1883.