Crónica encendida: la nueva iluminación del Puente Colgante

El tráfico está congestionado en los alrededores de la costanera santafesina. La noche se abre paso entre las horas, se acercan las siete de la tarde. Luego de varias vueltas, conseguimos estacionar unas cuadras hacia el oeste.

Comenzamos a andar entre la gente, el clima oscila entre algarabía y expectación. Faltan unos pocos minutos… Padres, niños, adolescentes y ancianos, se abarrotan sobre la ribera de la Setúbal, ocupando cada espacio disponible sobre el pequeño tapial que cerca el paisaje. Todos buscan la mejor vista.

De pronto, y sin previo aviso, las luces aledañas se apagan. Un bullicio inquieto nos atraviesa. Dos relatores nos animan y anuncian la inminencia del suceso. Por mi parte, camino a toda prisa entre la gente hasta que lo diviso: ése era el mejor lugar. Entonces me lanzo, como pez a su presa, y me apodero del ‘huequito’ que parecía estarme esperando. 

Las pocas luces que quedaban se enceguecen y comienza la cuenta regresiva. Entonces, sucede algo mágico: un silencio sepulcral se apodera de la muchedumbre,  y, como gotas en la noche, un sinfín de lucecitas —provenientes de miles de cámaras y celulares— se anuncian listas para apreciar el show. Cinco, cuatro, tres, dos, uno, ¡cero! 

Un haz de luz azul irrumpe la oscuridad de la laguna —ahora el silencio es penetrante—. Azul, verde, azul…los láser tiñen la noche santafesina. De fondo, un sonido nos transporta: grillos, agua y notas continuas, no podemos distinguir cuánto hay de real y qué proviene de los grandes parlantes ubicados a un lado.  Nuestra expectación va en aumento, el comienzo se hace esperar.

La música sube poco a poco su intensidad y, entonces, aparece: los colores de la bandera santafesina pintan el horizonte y, entre ellos, emerge airosa la figura de nuestro puente colgante. Una oleada de sorpresa y admiración recorre la muchedumbre, que deja escapar un coro de ‘¡ohhh!’. Los colores comienzan a moverse sobre la superficie, hasta que, de pronto, la escena explota con los primeros fuegos artificiales lanzados al son del Himno de la Alegría. 

Nueva iluminación del Puente Colgante - Fuente: Facebook Gobierno de la Provincia
Nueva iluminación del Puente Colgante – Fuente: Facebook Gobierno de la Provincia

Inauguración de la nueva iluminación de nuestro Puente

Emblema del pueblo santafesino, el pasado 25 de mayo nuestro Puente Colgante se vistió de los colores patrios. Con motivo de la presentación oficial de la nueva luminaria, el Gobierno de la Provincia junto al Gobierno de la Ciudad organizaron un evento que reunió a miles de santafesinos sobre ambas costas de la Laguna Setúbal. Un 25 de mayo diferente, sin dudas, con chocolate, pastelitos, buena música y un estreno, pero no cinematográfico.

La fiesta patria, sirvió de marco para una jornada que quedará en el recuerdo de muchos santafesinos. Pese a las inclemencias del clima, numerosas familias, grupos de amigos y diversas embarcaciones se reunieron en la costanera para apreciar la inauguración de la nueva iluminación del Puente Colgante. El evento se desarrolló a eso de las siete de la tarde, cuando las luces del sol se desvanecían para dar paso al encanto de la noche.

El show contó, no sólo con la luminaria del mismo puente, sino también con un despliegue de luces láser y fuegos artificiales que, acompañados por los intensos acordes del cuarto movimiento de la Sinfonía nº 9 de Beethoven, hicieron del evento un momento inolvidable.

Show inauguración de la nueva iluminación del Puente Colgante
Show inauguración de la nueva iluminación del Puente Colgante.

Detalles

La obra fue realizada en el marco de un acuerdo capital entre Provincia y Municipio, y llevada a cabo por la empresa POST ingeniería de la ciudad de Santa Fe, en su carácter de partner de Philips Lighting Argentina. Según lo expresado por la empresa, la nueva instalación lumínica consiste en un cableado especial colocado a lo largo del puente, que consta de 424 artefactos y permite cambiar los colores de las mismos de acuerdo a una programación predeterminada. Se trata de luminarias LED de última generación, para ser precisos tecnología Color Kinetic integrada, la misma que se utilizó para iluminar grandes monumentos a nivel mundial, como el Empire State de Nueva York y la Tour Eiffel de París.

El sistema está compuesto por un controlador central programable que permite generar escenas de iluminación diferentes, que podrán ser utilizadas para iluminaciones conmemorativas, como por ejemplo, pintar el puente de celeste y blanco en las fechas patrias, de color azul para el Día de la Concientización sobre el Autismo, de rosado en el Día de la Lucha Contra el Cáncer de Mamas, entre muchos otros.

Nueva iluminación del Puente Colgante: vistiendo los colores patrios.

Nueva iluminación del Puente Colgante: vistiendo los colores patrios.