El CREI celebró sus 50 años

Como habíamos anticipado un par de meses atrás, la Escuela de Música N° 9902 CREI está cumpliendo 50 años este 2017. Con motivo de dicho festejo, el jueves 29 de junio se llevó a cabo el acto aniversario, que contó con palabras, música y algo más.

Presentación ciclo IMI.
Presentación ciclo IMI.

Crónica sonora

La sala está repleta. Alumnos, docentes, padres, hermanos, ex-alumnos, ex-docentes, autoridades e invitados especiales, se dieron cita para la celebración. Las agujas del reloj anuncian más de las 20 hs., el comienzo se hace esperar. Entonces, de entre bambalinas aparece la presentadora y, luego de unas breves palabras, da lugar al ingreso de las banderas de ceremonia. Seguidamente, alumnos de diferentes grupos y edades suben al escenario. Los intensos acordes de un piano —ubicado justo detrás de ellos— indican que llegó el momento de entonar las estrofas de nuestra canción patria. Acompañados por las voces de los jóvenes y niños, todos juntos cantamos el Himno Nacional. Como no muchas veces sucede, la sala entera hizo vibrar sus cuerdas vocales, si algo quedaba claro es que se trataba del festejo de una escuela de música.

La directora, Claudia López, sube al escenario para contarnos —salpicada de recuerdos— la historia de la institución. De fondo, el colchón sonoro de los niños, impacientes por hacer su aparición. Minutos después, López da paso a María Eugenia Vasallo, una de las primeras egresadas del Ciclo de Capacitación, actual docente del CREI y con dos hijas que hoy son alumnas. Vasallo recuerda innumerables anécdotas: la casa de San Jerónimo, los ensayos del conjunto de flautas durante aquellos sacrificados sábados por la mañana, las partituras y los dedos que debían volar sobre el instrumento, ciertas canciones (que el público se apura en aseverar a coro) y risas a montones.

A continuación, Pablo Ricci —Secretario de Desarrollos Culturales— y Roberto Barbieri —Director Provincial de Educación Artística— compartieron unas palabras con la comunidad, al tiempo que entregaron un presente a López.

Aún no lo sabíamos, pero se avecinaba uno de los momentos más emotivos de la noche. El escenario se viste de historia y la sala se desvive en vítores para recibir a casi todas las ex-directoras de la institución. Toma la palabra Iris Pantanalli, primera directora y fundadora del CREI. Cual fanáticos viendo a su artista favorito, el público se torna efervescente y aplaude a más no poder. Entre anhelos e ilusiones, Iris recuerda aquel impulso que guió los primeros pasos de la institución —a mi lado, veo la sala estremecerse de emoción, y alguna que otra lágrima rodar por varias mejillas…—. Con mucho cariño, trae al presente aquel suceso tan importante para el CREI y, por qué no, para la ciudad: el nacimiento de los ‘Gurisitos‘, la primera agrupación vocal-instrumental, que surgió con el fin de poder mostrar a la sociedad lo que sucedía aulas adentro y que logró ser semifinalista en el cuarto Festival Folklórico Nacional ‘Paso del Salado’ en el año 1970.

Coral enCantos junto al taller de Técnicas Corporales y Escénicas.
Coral enCantos junto al taller de Técnicas Corporales y Escénicas.

Como si la emoción fuera poca, nos sorprende un tumulto de gente subiendo al escenario. Sí, ¡eran ellos! ¡Los Gurisitos!, los primeros alumnos del CREI.  Algunos ya entrados en años, otros representados por sus hijos o algún familiar, pero estaban ahí, con nosotros, la sala hervía de emoción. Los Gurisitos entregan un presente a las ex-directoras y, por si aún no habíamos largado ninguna lágrima, hacen subir al mítico Abel Ereñú. El profe de guitarra de tantas generaciones, el cobrador de la cooperativa que, sea invierno o verano, se paseaba en su bicicleta casa por casa, recorriendo prácticamente toda la ciudad.

Como broche de oro de esta primera parte, no podía faltar el toque musical. Mabel Belfiori —ex-directora— se coloca al frente y hace cantar a los Gurisitos el estribillo de una de las canciones de antaño. A continuación, se despide a las banderas de ceremonia para dar paso a un nuevo bloque: la presentación de las agrupaciones actualmente vigentes.

Sonidos del 2017

Culminadas las formalidades, llegó el momento más esperado: la música. Remontan las tablas, conjuntos instrumentales, coros, danza y expresión corporal, abarcando todo el abanico de ciclos y agrupaciones que conforman hoy la institución. Desde un tradicional francés, pasando por la murga, el folklore argentino y la música popular latinoamericana, una gran diversidad de géneros, voces e instrumentos se hicieron notar.

Como no podía ser de otra manera, el final arribó aunando las emociones en una sola voz. Los pequeños del ciclo IMI, ya presentes en el escenario, comienzan a entonar las estrofas de la canción del CREI: ‘Despertar del alma y del corazón, al latir sonoro de la creación…‘. Poco a poco, el coro se ensancha, voces del público empiezan a sumarse al canto, acompasados por los rítmicos aplausos. Ya todos somos parte de una gran ola de notas que recorre la sala, de arriba a abajo y de izquierda a derecha, nunca mejor representados los versos de ese estribillo que reza: ‘en alas del viento suba nuestra voz, unida a otras voces bajo un tibio sol. Y llegue hasta el cielo en una canción, que perdure siempre en el corazón.’.

A sala llena, el CREi celebró sus 50 años. Foto: notife.com
A sala llena, el CREI celebró sus 50 años. Foto: notife.com