Abelardo Irigoyen Freyre: una vida dedicada a la salud pública

Manuel tiene una pipa en su boca. Emula una especie de fumata que en realidad no es, porque la pipa está vacía. En los pasillos de la radio, camina de un lado a otro. Abre una y otra vez una carpeta algo vetusta y revisa cada uno de los artículos de diario que llevó y en los cuales se hace mención al Dr. Irigoyen Freyre. Su caminar tal vez es un tanto impaciente, o a lo mejor es producto de sus nervios por tener que poner su voz delante de un micrófono.

Ya pasaron sesenta y siete años que no ve a su padre: Manuel María Irigoyen Caillet Bois tenía apenas trece años cuando falleció Abelardo Irigoyen Freyre, su padre y además primer ministro de salud de la provincia. Hoy Manuel tiene ochenta años y sin embargo, a lo largo de la entrevista, se referirá a “papá” cuando lo nombre a quien en vida fuera además un referente para la salud pública provincial y nacional. Es como si aquel niño de trece años se hubiese quedado allí, en el ’50, nombrando a su padre como cualquier otro chico de su edad…

La espera termina. La luz roja se prende. El dial le da la bienvenida. Así comienza la entrevista a Manuel, en la que hablamos no sólo de la función pública de Irigoyen Freyre, sino también de aspectos personales. Te invitamos a dar click en el siguiente enlace y disfrutar de este valioso testimonio…