El 29 de junio de 2003 fue un día clave para ambos equipos santafesinos

Colón festejó por partida doble, en tanto, Unión descendió a la Primera B Nacional.

Fuente: santafeactual.com
Fuente: santafeactual.com

El 29 de junio de 2003 fue un día que quedó grabado en la historia del fútbol de Santa Fe. Para bien y para mal. En el caso de Colón, ese día obtuvo su clasificación para la tercera copa internacional y a partir del 30 de junio comenzó a competir por la copa Sudamericana. En tanto para Unión, el 29 de junio de 2003 se produjo el quinto descenso para el club rojo y blanco, sumado a que por primera vez se consumó en su estadio a diferencia de las otras cuatro oportunidades (1967, 1970, 1988 y 1992), se había sufrido en condición de visitante.

Colón festejó por partida doble y Vignatti consiguió otro logro más como presidente del club. El primer logro fue el ascenso, el segundo, la reconstrucción del estadio luego de la catástrofe hídrica del 2003, el tercer logro el subcampeonato, el cuarto, la participación en la Conmebol y en la Libertadores, y, finalmente, la clasificación para la Sudamericana. Importantes logros deportivos e institucionales que le dieron un marco de indudable éxito a su prolongada y fructífera gestión.

La contracara de ese día fue la derrota y el quinto descenso de Unión. Los rojiblancos debían ganarle sí o sí a Nueva Chicago y cayeron derrotados por 3 a 1, en un partido que no concluyó debido a los incidentes que obligaron al arbitro a suspender el partido.

De esta forma, el 29 de junio del año 2003, Unión perdió aquello que se consiguió con el equipo que armó Carlos Trullet y que obtuvo el ascenso a Primera división en el año 1996.