Un 15 de julio comenzaba el primer gobierno de JP López, el ‘Mascarilla’

Un 15 de julio de 1838, comenzaba el gobierno de Juan Pablo López —hermano menor del Brigadier General Estanislao López—, quien estaría al mando de la provincia santafesina en tres oportunidades.

Juan Pablo 'Mascarilla' López - Óleo de amadeo Grass - Museo Provincial de Bellas Artes, Sta.Fe
Juan Pablo ‘Mascarilla’ López – Óleo de Amadeo Grass – Museo Provincial de Bellas Artes, Sta.Fe

Criado a la sombra de su hermano mayor Estanislao, quizá poco conocemos de este peculiar personaje, cuyas picaduras de viruela le valieron el apodo de ‘Mascarilla’, de parte de Juan Manuel de Rosas. ‘JP López’, para la mayoría de los santafesinos, fue gobernador de la Provincia de Santa Fe en tres períodos, siendo inaugurado el primero un día como hoy, pero de 1838. Sus posiciones políticas fueron variando con el paso de los años, pero no así su celo por la autonomía y el crecimiento de su Santa Fe.

Primeros años

Juan Pablo López, nació en Santa Fe el 26 de junio de 1792. Comenzó su carrera militar desde muy joven junto a los blandengues, defendiendo la frontera noroeste de la Provincia de Santa Fe del ataque indígena. De igual modo que Estanislao, se alistó entre las filas de Belgrano para ir hacia Paraguay, en la cruzada libertaria emprendida luego de la Revolución de 1810.

Combatió en la Batalla de Salta (1813) junto al Ejército del Norte, bajo las órdenes de Belgrano. También, participó del enfrentamiento de La Florida en el alto Perú (1814) donde fue herido, pese a la victoria obtenida. Al año siguiente, fue ascendido a Teniente Primero, título con el cual retornó a su Provincia.

De regreso en Santa Fe, apoyó la revolución federal de ese año, y prestó sus servicios en la guerra civil que castigó la Provincia hasta mediados de 1821. Hacia 1820, combatió bajo las órdenes de su hermano en la Batalla de Cepeda (1820), librada por Santa Fe y Entre Ríos contra el centralismo de Buenos Aires. Estas hazañas, lo llevaron a ocupar, en 1825, el puesto de Teniente Coronel de milicias. Finalmente, hacia 1829, tuvo que hacerse cargo del mando militar de la Provincia de Santa Fe, cuando su hermano Estanislao debió salir a enfrentar la invasión unitaria librada por Juan Lavalle.

Derrotero político-militar

El 15 de junio de 1838, luego de una extensa enfermedad, su hermano fallece dejando acéfalo el gobierno de Santa Fe. El por entonces Ministro Domingo Cullen, fue seguidamente nombrado gobernador por la Legislatura. Disconforme, Juan Pablo López se negó a reconocerlo como tal y se retiró a la provincia de Buenos Aires. Sucede que, Cullen había estado negociando con el capitán Louis Leblanc (uno de los impulsores del bloqueo francés al Río de la Plata). López, regresó, finalmente, a su Provincia para enfrentar a Cullen, a quien obligó a renunciar. Lo acompañaban tropas rosistas, junto a quienes pudo derrotar al comandante Pedro Rodríguez del Fresno en El Tala. Diez días después, la Legislatura lo designó Gobernador de Santa Fe.

Una de sus primeras acciones estando a cargo de la Provincia, fue enfrentar la invasión de los ranqueles, quienes habían tomado el sur de la Provincia. A su vez, en 1840, debió combatir contra las fuerzas de Mariano Vera, quién había sido enviado por Lavalle y Ferré a invadir Santa Fe. El ejército de López consiguió la victoria en Cayastá, el 26 de marzo de ese mismo año. En 1841 juró la primera Constitución santafesina, sancionada por la junta de Representantes que presidía José de Amenábar.

Su marcado federalismo comenzó a cambiar de rumbo, cuando ciertos rumores hicieron que Rosas comenzara a desconfiar de López y pusiera a los ejércitos federales bajo el mando del General Oribe. Este suceso, ofendió gravemente a López quien se marchó a Entre Ríos, hasta que pudo recuperar su ciudad poco tiempo después.

Estancia de J.P. López en Entre Ríos - Fuente: Banco de imágenes 'Florian Paucke'
Estancia de J.P. López en Entre Ríos – Fuente: Banco de imágenes ‘Florian Paucke’

Al recibir la noticia de la victoria de Paz sobre Echagüe en la batalla de Caaguazú, a fines de 1841, López decidió unirse a Pedro Ferré —gobernador de Corrientes y enemigo de Rosas—, firmando con él un tratado de alianza. Para mala fortuna de Mascarilla, Oribe acababa de vencer a Lavalle y Pacheco a Lamadrid y ambos avanzaron desde Córdoba sobre Santa Fe, al tiempo que también lo hacía el Coronel Santa Coloma desde Buenos Aires. Sendos ejércitos logran vencer a las fuerzas de López, quien se ve obligado a huir a través del Chaco hasta Corrientes, donde ingresa al servicio del General Paz. Por su parte, Echagüe asume como Gobernador de Santa Fe.

Durante su estancia en Corrientes, López conforma un pequeño ejército de exiliados santafesinos. Con dichas tropas regresa en campaña a Santa Fe y toma por sorpresa a Echagüe, quien se ve obligado a huir; corría el año 1845. Este hecho, posibilitó a López volver a estar a la cabeza de Santa Fe, aunque este segundo período de gobierno sólo duró un mes. Mascarilla, cegado por la venganza, no tomó los recaudos necesarios para poner a su Provincia en condiciones de resistir un contraataque, lo cual llevó a que —el 12 de agosto de ese mismo año— Echagüe y Santa Coloma acabaran por expulsarlo de la Capital y vencerlo en Malabrigo.

Luego de la derrota, Mascarilla, fue desterrado al Brasil. Un tiempo después, regresó al país y se unió a Urquiza en su campaña contra Rosas, haciéndose cargo del mando de la quinta División de Caballería entrerriana del Ejército Grande. Comenzaba, por entonces, su tercer giro político y su acercamiento a la Confederación urquicista.

El 3 de setiembre de 1856, fue elegido Gobernador de Santa Fe —funciones que desempeñó hasta 1859— gracias al apoyo de Urquiza y previa revolución que consiguiera derrocar a José María Cullen y convocar nuevas elecciones.

Participó en la Batalla de Cedepa (1959) y en Pavón (1861), como Jefe de la Vanguardia del Ejército Confederado. En 1884, fue nombrado por el Congreso Nacional al rango de Teniente General de la Nación. Dos años después, el 27 de julio de 1886, falleció en su Santa Fe natal.