El 4 de octubre de 1887 se colocó la piedra fundamental del Molino Victoria

El Molino Victoria fue fundado en 1887 por los hermanos Antonio y Bautista Boero, y el tío de ambos, Antonio Boero, en María Juana. El 4 de octubre de ese mismo año se colocó la piedra fundamental del Molino y 78 días después éste se puso en marcha. Como impulsor tenía un motor de 10 HP que hacía funcionar dos cilindros de acero con cuatro pasajes y un cilindro doble de porcelana, con la correspondiente limpieza de trigo. Por ese entonces, la producción diaria rondaba las 40 bolsas de harina de 90 kilos cada una.

Molino Victoria en sus comienzos
Molino Victoria en sus comienzos

A partir de 1929, se comenzó a trabajar en la ampliación de la capacidad de almacenamiento de trigo, para lo cual se transformaron los galpones en celdas y se construyeron nuevos silos. En 1935, la capacidad de molienda diaria ya llegaba a las 135 toneladas. En 1976 aumentó a 180 y en 1984 a 220 toneladas.

Desde su creación, el Molino ha mantenido su crecimiento, alcanzando al día de hoy una capacidad de molienda diaria de 320 toneladas de trigo, lo cual le permite alcanzar las 90.000 unidades de capacidad anuales.

Durante todos estos años, la empresa ha sabido adaptarse y adelantarse a las necesidades de las industrias de la zona, invirtiendo en tecnología y recursos para desarrollar productos de alta calidad. Actualmente, asegura el abastecimiento del mercado interno y se encuentra exportando a los principales países del Mercosur, Cuba, Venezuela y demás países.

Asimismo, la empresa decidió incorporar la división de nutrición animal que surgió como respuesta a la creciente necesidad del sector lechero de la región de complementar la alimentación del ganado bovino. También, añadió ExtraBoero que es una marca de harinas con una alta calidad y consistencia e IDEAL que es la línea de harinas acondicionadas y premezclas; todas orientadas a facilitar el trabajo diario de los panaderos.

Hoy, a 132 años de su nacimiento, cuenta con más de 120 empleados distribuidos en tres áreas: administración, comercialización y producción. La mayor cantidad de su personal es local, y algunos son 2da o 3ra generación de trabajadores en el Molino.

Fuente: Revista Fiestas Patronales de María Juana 2019 / Barriocultura